Una videollamada en grupo
en la que dos bailarinas, a
kilometros de distancia,
esperan encontrarse para
llevar a cabo la coreografía
en la que habían estado
trabajando durante un mes.
Lo que no saben es que ese
encuentro nunca llegará.

El código de tiempo
que aparece en la pantalla
indica el tiempo que llevan
esperándose e invita a
preguntarse qué es lo que
hace que no se den por vencidas. 







Proyecto en colaboración con Juana del
Amar,Maria Carbonell y Andrés
Arizmendi realizado en residencia en el
centro de creación Graner Barcelona e
Idesarte (Bogotá)